Derechos Reproductivos - John Hickenlooper for U.S. Senate

Derechos Reproductivos

Roe v. Wade está más amenazado que nunca. Los derechos de las mujeres están siendo atacados en los tribunales y en las legislaturas de todo el país. Diecisiete estados aprobaron leyes restrictivas sobre el aborto en 2019. La administración de Trump continúa hostigando a los proveedores, tanto en el país como en el extranjero.

Mientras tanto, los republicanos en el Congreso están tratando de impedir de cualquier manera que Planned Parenthood (Planificación Familiar) siga recibiendo fondos y han confirmado una lista de jueces extremistas y contrarios a la libre elección. Los políticos en Washington y en todo el país están poniendo en peligro la vida de las personas para que puedan ganar puntos políticos. El senador Gardner se unió a los ataques: el apoya poner a los políticos a cargo de las decisiones de atención médica de las mujeres e incluso apoya poner a los médicos que realizan abortos en la cárcel.

El derecho al aborto, constitucionalmente protegido, es un componente esencial de un enfoque integral para el cuidado de la salud reproductiva. También debemos garantizar el acceso a métodos anticonceptivos seguros y asequibles, la cobertura para exámenes de detección de cáncer de rutina y manejo de afecciones crónicas, y acceso a información confiable sobre salud reproductiva que sea privada, basada en hechos y adaptada a las necesidades de un individuo.

Soy, y siempre he sido, un firme defensor de la salud y la justicia reproductiva. Como gobernador, supervisé la implementación de la Iniciativa de planificación familiar de Colorado. Esta iniciativa ayudó a más de 30,000 mujeres jóvenes a obtener acceso a dispositivos anticonceptivos reversibles de acción prolongada (LARC, por sus siglas en inglés) que de otra manera no hubieran podido pagar o acceder. En menos de una década, el programa redujo las tasas de embarazo no deseado en Colorado por un 54% y se estimó que ahorraría a los contribuyentes alrededor de 70 millones de dólares. Permitir que las mujeres jóvenes decidan cuándo están listas para formar una familia y al mismo tiempo ahorrar millones en impuestos, es algo que encontraría apoyo bipartidista en el Senado si el senador McConnell no tuviera el control.

Pero las brechas en la cobertura y el acceso aún bostezan, particularmente para personas de bajos ingresos, miembros de la comunidad LGBTQ y personas de color. La defensa de la salud reproductiva significa apoyar la justicia reproductiva y la capacidad de las personas para tomar decisiones seguras sobre su sexualidad, salud e identidad. Apoyo organizaciones como Planned Parenthood (Planificación Familiar) que brindan atención inter-seccional para personas de todas las edades, identidades y antecedentes. Estoy comprometido a luchar por una legislación que amplíe el acceso a la atención integral de salud reproductiva para todos los que la necesiten.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print