Clima - John Hickenlooper for U.S. Senate

Clima

El cambio climático es el desafío decisivo de nuestro tiempo, y nuestro estado está en la primera línea de esta crisis, con inviernos más cortos, inundaciones catastróficas e incendios forestales, y la continua contaminación del aire. Aunque Colorado está desempeñando un papel de liderazgo frente a los ataques destructivos de la Administración Trump contra nuestro medio ambiente, debemos hacer más. La salud, el bienestar económico y la seguridad nacional de nuestro planeta están en riesgo. Es imperativo que abordemos los desafíos climáticos que enfrentamos con un feroz sentido de urgencia: las vidas humanas y los medios de vida están en juego.

Como ex geólogo, he basado mi plan en la mejor ciencia disponible de la actualidad. En primer lugar, estamos pidiendo una transición a una economía de energía 100% renovable con cero emisiones netas para 2050, con el objetivo provisional de una reducción del 43% por debajo de los niveles de 2005 en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, exactamente donde muchos de los principales científicos mundiales nos dicen que tenemos que irnos.

Desde el primer día como senador, lucharé para volver a unirnos al Acuerdo Climático de París, hacer cumplir normas más estrictas sobre la contaminación por metano y otras emisiones nocivas, acelerar drásticamente el desarrollo de la energía eólica y solar, y revertir las políticas regresivas e imprudentes del presidente Trump y del senador Gardner.

Necesitamos un enfoque audaz y basado en la ciencia para el cambio climático que incluya:

Un plan de energía limpia que crea empleo para Estados Unidos. Apoyamos un esfuerzo ambicioso para llevar a los Estados Unidos a un futuro de energía limpia de cero emisiones netas antes de 2050. En el Senado, lucharé para:

  • Realizar inversiones a gran escala en Investigación, Desarrollo y Demostración (RD&D por sus siglas en inglés) de tecnología climática financiada por el gobierno para acelerar la innovación. Eso incluye una inversión en la tecnología de captura, utilización y almacenamiento de carbono; mejoras continuas en el desarrollo de fuentes de energía renovables como la eólica y la solar y en tecnologías de almacenamiento de energía.
  • Reinventar el sistema de transporte de los Estados Unidos, incluida la infraestructura de carga de vehículos eléctricos y hacer que la red eléctrica del país sea más inteligente, confiable, segura, eficiente y resistente. Apoyo el aumento de los estándares de ahorro de combustible con el objetivo de pasar a una flota de vehículos 100% eléctricos. También apoyamos la inversión para mejorar la eficiencia energética de los edificios en todo el país al centrarnos en revisar los estándares de construcción y brindar apoyo a los gobiernos locales y al sector privado para cumplir con los nuevos estándares.
  • Desarrollar nuestra fuerza laboral con un enfoque en la capacitación de jóvenes y personas en transición de la industria de combustibles fósiles a empleos verdes. Deberíamos reunir a la comunidad empresarial, los sindicatos y las instituciones educativas para crear programas de aprendizaje y capacitación que creen vías para empleos y carreras estables y bien remuneradas.
  • Crear un nuevo Climate Corps Program (Programa de Cuerpo de Clima), desafiando a los jóvenes a seguir carreras que ayuden a combatir el cambio climático global. Incluiría un nuevo conjunto de programas de condonación de préstamos y becas para alentar a una nueva generación de expertos en energía renovable, especialistas en captura de carbono, científicos de almacenamiento de energía y empresarios que pueden ayudar a abordar el cambio climático y hacer de Estados Unidos un líder mundial en la tecnología del clima.
  • Implementar un plan de dividendos de carbono, que según los expertos es un componente crítico de los incentivos de mercado necesarios para reducir las emisiones de carbono de manera rápida y rentable, y al mismo tiempo promover el crecimiento económico de los Estados Unidos. Los ingresos generados por el precio del carbono se devolverían directamente a los contribuyentes estadounidenses como un dividendo, más que compensar cualquier aumento potencial en los costos de energía.
  • Asegurar una equidad a medida que abordamos el cambio climático para que las comunidades vulnerables más afectadas por la mala calidad del aire, el agua contaminada, la contaminación tóxica, la sequía, el aumento del nivel del mar, los incendios forestales y las inundaciones puedan opinar en el desarrollo de estrategias climáticas equitativas.

Un liderazgo global hacia objetivos de cambio climático aún más audaces. Este es un desafío global: los Estados Unidos representa el 15% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. La única forma de combatir el cambio climático es con una cooperación internacional inmediata y sostenida y con un liderazgo estadounidense ambicioso. Necesitamos ir más allá de los objetivos del Acuerdo Climático de París y crear nuevos vínculos entre los objetivos del cambio climático global y las políticas exteriores y comerciales de Estados Unidos. Debemos:

Volver a unirnos al Acuerdo Climático de París y actualizar el acuerdo de manera que inspire y empodere a la comunidad mundial a tomar medidas decisivas. Necesitamos un compromiso para crear un financiamiento climático para los países en desarrollo. Eso es un compromiso clave en virtud del Acuerdo de París y un contraste directo con las políticas equivocadas de la Administración de Trump, que incumplió los compromisos estadounidenses con el principal brazo de movilización de financiamiento climático del mundo, el Fondo Verde para el Clima y otras iniciativas clave. Alcanzar los objetivos de París será de gran ayuda, pero debemos comprometernos con más. Incluso si todos los países cumplen con sus objetivos, eso no mantendrá el aumento de la temperatura global a la meta “muy por debajo de 2 grados Celsius” establecida en el Acuerdo de París.

Ratificar la Enmienda de Kigali, que requiere que los países se congelen y luego eliminen los hidrofluorocarbonos peligrosos (HFCs).

Exigir que los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero para combatir el cambio climático se establezcan y se apliquen como parte de cualquier nuevo acuerdo comercial de los Estados Unidos como parte de una nueva política de “comercio abierto y justo”. Para aprovechar todo el peso del liderazgo global de los Estados Unidos para enfrentar este desafío, también condicionaré cierta ayuda exterior y asistencia militar extranjera de los Estados Unidos a la cooperación con los esfuerzos de cambio climático por parte de los países receptores.

El Récord de Colorado

Como alcalde de Denver y gobernador de Colorado, reuní a las personas para lanzar proyectos de energía limpia y promulgar legislación pionera sobre el cambio climático. Como propietario de una pequeña empresa, sé que pedirme que decida entre buenos trabajos y un medio ambiente limpio es una elección falsa. Y, como geólogo capacitado, aportaré al Senado una comprensión práctica y basada en hechos de la ciencia de la Tierra, de la misma manera que logré lo siguiente:

Desarrollé el Primer Reglamento de Emisiones de Metano de la Nación. Reuní a grupos industriales y ambientalistas para hacer Colorado el primer estado en limitar la contaminación por metano de los pozos de petróleo y gas. Se estimó que las reglas del “estándar de oro” de Colorado redujeron el equivalente a las emisiones de 340,000 automóviles y redujeron las fugas de metano en más de la mitad.

Amplié el Tránsito en Denver. Como alcalde de Denver, reunimos a alcaldes suburbanos para crear el primer sistema de tren ligero de la región, la mayor expansión de este tipo en la historia moderna de Estados Unidos. Al final, los 34 alcaldes apoyaron unánimemente la construcción de 119 millas de nuevos carriles en todo el estado.

Comprometí a Colorado con el Acuerdo Climático de París. Después de que el presidente Trump se retiró del Acuerdo Climático de París, me comprometí al mismo con Colorado, emitiendo una orden ejecutiva para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 26%, maximizar el uso de energía renovable y aumentar el uso de vehículos eléctricos.

Contra-ataqué el retroceso de los estándares de emisiones de Trump e Hice de Colorado un Líder de Vehículos Eléctricos. En 2018, emití una orden ejecutiva para adoptar estándares de vehículos con bajas emisiones en respuesta a la decisión de la Administración Trump de reducir los estándares más estrictos de eficiencia de combustible y emisiones de vehículos. También lancé un Plan de Vehículos Eléctricos y lideré un pacto de los estados occidentales para expandir e invertir en infraestructura de vehículos eléctricos.

Convertí la Protección de las Tierras Públicas en una Prioridad y Crecí la Economía de Recreación al aire libre de Colorado. Me opuse a privatizar las tierras públicas, ayudé a hacer crecer la economía de recreación al aire libre de Colorado que respalda 229,000 empleos y genera miles de millones en actividades económicas al crear una Oficina de la Industria de Recreación al Aire Libre. Me puse del lado de las partes interesadas ​​locales en contra de permitir la perforación de petróleo y gas en casi 200,000 acres cerca de la Divisoria Thompson.

Supervisé el Cierre de Dos centrales Eléctricas de Carbón y el Traslado hacia la Energía Renovable. Durante nuestra administración, la Comisión de Servicios Públicos de Colorado aprobó el Plan de Energía de Colorado de Xcel Energy para cerrar dos de sus centrales eléctricas de carbón y reemplazar su capacidad con energía renovable y almacenamiento de baterías.

Firmé para que las Normas de Referencia Estándar para la Energía Renovable Rural se Convirtieran en Ley. Firmé una legislación que duplica los requisitos de energía renovable para las cooperativas eléctricas rurales.

Puse en Marcha la Plantación de un Millón de Árboles Nuevos en Denver y sus Alrededores. Lancé una iniciativa regional sin precedentes para plantar un millón de árboles en toda la región de Denver durante 20 años.●  Firmé los Protocolos de Kyoto. Mientras era alcalde, Denver firmó los Protocolos de Kyoto en 2005 para reducir el calentamiento global.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print